El Toro de Barro

El Toro de Barro

miércoles, 1 de febrero de 2012

"La canción del guerrero", poema árabe de autor anónimo

 Autor anónimo
El canto del guerrero
 


Traducción dedicada a
Irene Zamorano
(Marrakesh, 2006).
 


Cuántas veces, impasible, he escuchado golpear sobre mis cascos y mi coraza
las flechas y los sables,
pero nunca pude oír, sin estremecerme, el ligero susurro de su túnica
cuando su túnica se arrastraba por el suelo.

Cuántas veces, sí, en lo más fuerte del combate, escuché con indiferencia
los oscuros tambores de mis enemigos,
sus airadas proclamas de guerra,
pero nunca pude, sin llorar, la música de los cantares
de mi amada.

Cuántas veces, con el pulso sereno, he detenido la sangre que
manaba de mis heridas abiertas
y calientes,
pero nunca, nunca, pude mirar, sin que me temblaran las rodillas,
la roja flor de su boca.

Cuántas veces he sonreído al escuchar los desafíos temibles
de quienes quisieron segar el cuello de mi vida,
pero todo el poder de mi cuerpo inclina su cabeza
y se desvanece
cuando ella me abre sus brazos en la sombra....






Traducido de la edición francesa de
El jardín de las caricias,
De Fanz Toussaint





"La voluptuosa"       "El sueño de los lebreles"       "El alfarero"

"Canto de despedida"       "La serpiente"       El alfarero

"La bailarina"        "La batalla"        "El Vencido"

"La canción del guerrero"       "La arena"



Grandes Obras de 
El Toro de Barro

 
 PVP 8 euros
edicioneseltorodebarro@yahoo.es

llegar limpia de nombres
a tu nombre
sin gestos del pasado
ni voces que reclamen
como recién nacida
que viera por vez primera
a alguien
que no fuera su madre
sin ecos reconocibles
y poder nombrar nuestra mirada
con palabras nuevas
que contengan
la profundidad

del primer día sobre la tierra



Otros poemas de




 

 

   

 

  












5 comentarios:

Myriam dijo...

De una belleza que sobrecoge, tus blogs tienen esa característica esencial: fascinación y belleza.

Myriam dijo...

Sólo hay que hacer silencio, leer con recogimiento y percibir con todos los sentidos, que son los portales del alma.

MA dijo...

Hermoso poema versos de sombreas y luz de amor puro.Sigo tu blog , me gusta tu poesía tiene fuerza y belleza.

Un abrazo de MA.

Te invito a entrar a leer mi blog El blog de MA Si te gusta pues puedes seguirlo.

Gracias.

RoseMarie M Camus dijo...

Qué dulce belleza...
Besitos.

María dijo...

La fuerza, el valor, el coraje y la frialdad ante la batalla, no impide a tu magnífico guerrero hacer gala de una ternura de esas que en arropa el alma, una ternura de las que descose puntadas de siglos.
Lucha, amor, sensibilidad... que explosiona en belleza... en muchísima belleza.