El Toro de Barro

El Toro de Barro

viernes, 8 de junio de 2012

"Canto de despedida", poema árabe de autor anónimo





Autor anónimo
Canto de despedida


 

El amor de una mujer es la sombra de una palma sobre la arena. 
El amor del hombre es el único simún que puede romper esa palma y fijar, así, su sombra...
 
¡Oh, Messauda! 
!En la noche de tu tumba recuerda el jardín solitario adonde te conduje un día!
Era un jardín engarzado entre murallas tan altas que las cimas de los árboles no podían superar,
un jardín que creía entre murallas blancas, 
como una esmeralda escondida en la flor de los magnolios...

¡Ay, Messausa, Messauda!
¡No olvides la mañana en que te doblegaste bajo el peso de mi amor,
como una palma bajo el simún!

Pero a fuerza de soplar, el simún ha cubierto ya la rama que rompiera...

¡Oh, mi larga palma, que la arena 
sea ligera y no pese ya sobre tu tumba





Traducido de la edición francesa de
El jardín de las caricias,
De Fanz Toussaint





"La voluptuosa"       "El sueño de los lebreles"       "El alfarero"

"Canto de despedida"       "La serpiente"       El alfarero

"La bailarina"        "La batalla"        "El Vencido"

"La canción del guerrero"       "La arena"

 


Grandes Obras de 
El Toro de Barro

Shamer Khair, en Carlos Morales COEXISTENCIA, Antología de la poesía israelí -árabe y hebrea- contemporánea.
PVP 10 euros
edicioneseltorodebarro@yahoo.es

En todo lugar
hay un precipicio para los valientes
y una sombra para los exhaustos
y un manantial volcando su frialdad.
En todo amanecer
hay rocío para los temblorosos
y luz para los amantes
y frías piedras y salvajes pastos.
En todo anochecer
hay sosiego para los tempestuosos
y liviandad para los solitarios
y una roca para los que yacen al final del camino.


Otros poemas de













1 comentario:

Myriam dijo...

Maravilloso poema.