El Toro de Barro

El Toro de Barro

miércoles, 28 de enero de 2015

«El viento de las panojas», de Carlos Alcorta

EL VIENTO DE LAS PANOJAS, de Carlos Alcorta. Fotografía de Eva Reguera. Libro de ReferenciaCarlos Morales del Coso, "Coexistencia (Antología de poesía israelí –árabe y hebrea– contemporánea”, Ed. El Toro de Barro, Carlos Morales ed.

Carlos Alcorta
(España, 1959)
El viento de las panojas

                                               A Juan Manuel Puente

                       

Para hacer nuestro el cielo que nos cubre
nos hemos detenido aquí, en lo alto,
instigados por una sensación
de plenitud difícil de ignorar;
hemos interrumpido nuestro viaje
para anular el tiempo y su deriva
y hacernos uno en la existencia plena,
en lo que vemos y en lo que sentimos.

Y no es improvisada esta mirada
que confía en lo eterno del instante,
viene del fondo de nosotros mismos,
de una niñez lejana, sin memoria
y se adentra en la noche de las cosas,
sabiéndolas de todos, usadas, al alcance.

Duerme el valle. Sacude el viento las ventanas
atrancadas, los olmos aún enaltecidos,
las plantaciones de maíz marchito.
Su música nos baña como fresco
aguacero a última hora de la tarde.
Anida en nuestras manos que se agrupan
y son cepo y sostén del invisible
ángel de la amistad reaparecida.

Está serena el alma y no nos mueve
más deseo que el de exaltar las horas
que vivimos sin prisa, demorando el vigor
que la noche sin nubes nos infunde.

Nos vemos juntos en el universo
uno, conformes, sí, con ser presencia.

Panojas esparcidas sobre la tierra seca
y en el aire el polen que multiplica
nuestro júbilo. Estar como si ahora
fuera un siempre, palpando
la realidad que nos ampara y colma
es lo que demandamos. Que se seque
la negra flor de la nostalgia. Ahora
y en la hora de nuestra muerte. Amén.

        De su libro
 Sol de resurrección
Calambur, 2009


O vento das espigas de milhos
Traducción de Jorge Gomes Miranda

Para tornar nosso o céu que nos abriga
detivemo-nos aqui, no alto,
instigados por uma sensação
de plenitude dificil de ignorar;
interrompemos a nossa viagem
para anular o tempo e a sua deriva
e tornarmo-nos um só na existencia plena,
no que vemos e no que sentimos.

E não é improvisado este olhar
que confia no eterno do instante,
vem do fundo de nós mesmos,
de uma infância longínqua, sem memória
e penetra na noite das coisas,
usadas, sabendo-as ao alcance de todos.            

Dorme o vale. O vento sacode as janelas
trancadas, os olmos ainda enaltecidos,
as plantacões de milho murcho.
A sua música banha-nos como fresco
aguaceiro na última hora da tarde.
Faz ninho nas nossas mãos que se agrupam
e são cepo e suporte do invisivel
anjo da amizade reaparecida.
Está serena a alma e não nos move
maior desejo que o de exaltar as horas
que vivemos sem pressa, retendo o vigor               
que a noite sem nuvens nos infunde.

Vemo-nos juntos no universo
uno, resignados, sim, em  ser presença. 

Espigas de milho espalhadas sobre a terra seca
e no ar o pólen que multiplica
o nosso júbilo. Estar como se agora 
fosse um sempre, examinando 
a realidade que nos ampara e eleva 
é o que solicitamos. Que estiole

a negra flor da nostalgia. Agora
e na hora da nossa morte. Amém.



 Grandes Obras de

EToro de Barro
Carlos Morales del Coso, "Coexistencia (Antología de poesía israelí –árabe y hebrea– contemporánea”, Ed. El Toro de Barro, Carlos Morales ed.
Carlos Morales del Coso, "Coexistencia (Antología de poesía israelí –árabe y hebrea– contemporánea”
Ed. El Toro de Barro, Carlos Morales ed.
Tarancón de Cuenca, 2002.
PVP 10 euros.
Carlos Morales, "Coexistencia (Antología de poesía israelí –árabe y hebrea– contemporánea”, Ed. El Toro de Barro, Carlos Morales ed.