El Toro de Barro

El Toro de Barro

lunes, 22 de febrero de 2010

Carlos Asorey-Brey, Los poemas de Tang-Lo




Tang-Lo dijo a Tang-Li:
No me quieras tanto
quiéreme mejor.
Y Tang-Li frunción el ceño
pues no conocía otra forma de amar.


***




Ah, y debes saber
quizá lo hayas pensado-
que cada vez que te levanto la falda
si tuviera una máquina de escribir cerca
y si no tuviera las manos ocupadas en otra cosa
entonces, entonces sí que te escribiría buenas cosas.





***

Consiste en dejarse llevar, arrastrar
agarrarse a un cometa que tira sin rumbo
Consiste en perderse, en olvidar nombres y direcciones
En indocumentarse ante la tierra y el sol
Consiste en lavarse del tiempo y sus huellas
Consiste en jugar fuerte y tirar los dados
y confiar en la estaca, en el humo,
en los largos dedos de los brujos.

Como llega abril. Recoger el sudor y tirarlo al mar
Como llega abril, batir los pies y poblar el camino
Como llega abril, con lágrimas, descansar solos
y estremecernos ante el inmenso vacío de nuestra cama
que nos quita el sueño como pesadillas insidiosas
como tumbas abiertas que nos invitan a beber
su vino negro, espeso, magro, podrido
y todos apuramos el trago
hasta el fondo, desesperados
nos embriagamos de fantasmas asesinos
que sólo esperan nuestra debilidad profunda
para mordernos desde dentro, devorarnos.

Aunque una generación sacrifique a la siguiente
y las armas reluzcan como espejos en las manos jóvenes
Aunque el miedo siembre desconfianza
el hombre se seque
y los monstruos de la soledad se crezcan
en el silencio del corazón
consiste, la vida consiste
en dejarse llevar, arrastrar
agarrarse a un cometa que tira sin rumbo.

***


Cuando un cielo de sal se muere
y las espadas desenfundadas están listas para bailar
nadie cuida de los hombres
y así su vida
es un asunto que puede jugarse en cuestión de segundos.

Cada momento que enferma el frío nos separa.

Te rasgaré la piel de noche
cuando en noche te vuelvas
La destrucción es un rito del amor
y el amor es un rito del placer

El indefenso y el estúpido tienen poder para matar
pero es el estúpido el que muere
Recuerda que hablo de amor.

Cuando de noche me vuelva
abreme el cuerpo en tu bosque de sal

Todo lo que me ocurre –aún dentro de lo real-
contiene algo que lo explica.


***


Si la lava se abriera hoy al día
no encontraría carruajes para ir a la fuente
Si puñales al cinto se desenfundaran
no encontrarían carne en que hundirse
y quedarse como huesos
Si vinieras a verme desde tu casa empaquetada
no encontrarías una paloma en mi frente.

La vida es un tren desbocado
y hay que irle poniendo raíles al paso.

Si los libros se abrieran solos en las estanterías
encontrarían hombres mareados leyendo
Si de sorpresa llegara el verano
Encontraría trabajo entre parejas heladas
Y si vinieras as verme desde tu voluntad
encontrarías una tumba cavada
junto a mi cama.

Cuando el río fluye frío
Solamente la tristeza del que lo mira
Puede ser mas cortante que sus aguas.

2 comentarios:

Clo dijo...

faldas, aquella cometa, el bosque de sal y algún que otro tren sólo para desbocarlo. nada cambia en realidad. todo es la misma cosa..... siempre buscamos troncos que manotear a la hora de sabernos náufragos.

alejandradiazortiz dijo...

"Te rasgaré la piel de noche
cuando en noche te vuelvas..." ¡Qué bueno!

Carlos, me encanta tu post... mucho, mucho...

Besos