El Toro de Barro

El Toro de Barro

jueves, 18 de abril de 2013

"El paraíso", de Dolós Miquel



Dolós Miquel
El paRaíso

(Traducción de Carlos Morales)


 Si un hombre cruzase el paraíso en un sueño 
y le diesen una flor como prueba de que había estado allí
y al despertarse encontrase aquella flor
en su mano…, entonces, qué?”
COLERIDGE



Atravesé en un sueño el paraíso
y me dieron una flor.
La flor estaba allí cuando me desperté,
sobre las sábanas. Era bellísima.
Se la mostré a mi madre
que vivía encerrada en el corazón de una alcachofa,
hilando la seda de sus ojos, trabajándola
en unos maravillosos sudarios de mil colores.
He estado en el paraíso, madre –le dije.
Y ella sacó del bolsillo
una flor seca, igual, idéntica.
Supe entonces                                
que no era suficiente
con haber llegado al paraíso.



De su libro
La flor invisible
(2011)


El Paradís

Si un home travessés el Paradís en un somni i
 li donessin una flor com a prova que hi havia
 estat i si en despertar trobés aquella flor a la
 seva mà... Llavors, què?

                     
COLERIDGE

Vaig travessar el paradís en un somni
i em van donar una flor.
La flor era allí quan em vaig despertar,
a sobre els llençols. Era bellíssima.
L’hi vaig ensenyar a ma mare
que vivia tancada al cor d’una carxofera,
filant-se la seda dels ulls, treballant-la
en uns meravellosos sudaris de mil colors.
He estat al paradís, mare –li vaig dir.
I ella es va treure de la butxaca
una flor seca, igual, idèntica.
Vaig saber aleshores
que no n’hi havia prou
d’haver arribat al paradís.




Otros poemas de 



 Grandes Obras de 
El Toro de Barro
 PVP 8 euros
edicioneseltorodebarro@yahoo.es

llegar limpia de nombres
a tu nombre
sin gestos del pasado
ni voces que reclamen
como recién nacida
que viera por vez primera
a alguien
que no fuera su madre
sin ecos reconocibles
y poder nombrar nuestra mirada
con palabras nuevas
que contengan
la profundidad

del primer día sobre la tierra

Otros poemas de 
Neus Aguado

"El Profeta", de Carlos Morales. De su Libro "S". Ilustración Leonardo da Vinci

 

 

   












1 comentario:

Myriam dijo...

A veces los recuerdos toman forma de flor, de rosa que nos confirma.