El Toro de Barro

El Toro de Barro

sábado, 12 de julio de 2014

«El hombre de Zahara», de Carlos Morales



El hombre de Zahara


Traducción al hebreo de Anat Hidekel
 
(אנת חדקל)
 

Sólo soy un hombre normal que tiene un hombre dentro.

Cuando me arropo en la noche,
cuando se apagan las luces y la casa se llena de silencio,
me abro el pecho
y sólo oigo campanas.

A veces pienso en ti,
pienso la montaña más alta que nunca escalé,
la montaña en cuya cima
estaba el hombre dentro,
el hombre más hermoso de mi vida.

Su corazón está lleno de caballos que relinchan por ti,
y  no sé cómo decirlo,

ni él tampoco...

De su libro 
El Libro del Santo Lapicero,
El Toro de Barro
Tarancón de Cuenca, 2000. 

קרלוס מוראלס
סהרה Z איש


אני רק אדם רגיל הנושא גבר בתוכו

כאשר תוחב אני אותו בערב
כאשר האורות כבים
והבית מתמלא שתיקה
פותח אני את בית החזה
כל מה שאני שומע הוא
קולם של פעמונים

לפעמים אני חושב עליך
חושב על ההר הגבוה ביותר
שאליו לא טיפסתי
פסגת ההר בה הגבר שבי נמצא כעת
הגבר המקסים ביותר של חיי

הלב שלו מלא בסוסים הצוהלים ודוהרים
בשבילך ואחריך
איני יודע כיצד להגיד לך

גם לא הוא ....


Otros poemas de








Grandes Obras de 
El Toro de Barro
Neus Aguado, "Intimidad de la fiebre”, Col. «La piedra que habla», Ed. El Toro de Barro, Carlos Morales ed., Tarancón de Cuenca, 2005, PVP 10 euros. edicioneseltorodebarro@yahoo.es
Neus Aguado, "Intimidad de la fiebre”
Col. «La piedra que habla»
Ed. El Toro de Barro, Carlos Morales ed.
Tarancón de Cuenca, 2005
PVP 10 euros.
Neus Aguado, "Intimidad de la fiebre”, Col. «La piedra que habla», Ed. El Toro de Barro, Carlos Morales ed., Tarancón de Cuenca, 2005, PVP 10 euros. edicioneseltorodebarro@yahoo.es





















 

4 comentarios:

Myriam dijo...

Ese "A veces pienso en ti" es capaz de acrecentar el interés más que si el poeta dijera siempre, todo el poema es un tremendo acicate por estar allí y ascender esa cumbre en compañía de ese hombre y de todos los hombres potenciales que le habitan.

Concuerdo con Emily Dickinson respecto a lo que es poesía y este poema parece que me obliga a destapar mi cabeza y vaciarla, para dejar que sólo hable la sensibilidad. Así que mientras tú tienes un hombre dentro, el más bello de los hombres, yo no pienso, sólo me transporto para ser testigo presencial de todo eso. No puedo mirar la poesía desde fuera, me meto en ella y la vivo. Para algunos entendidos eso es un error indeseable.

Tienes versos que son sublimes, están por todo el poema, uno de los mejores que he leído aunque quizás no el mejor que leeré, tu talento no parece tener límites.

Quise seleccionar algunos versos pero estaría talando el poema y son casi todos. Es mucho, la belleza me abisma y me empuja al vacío de las lágrimas.

ReltiH dijo...

MAGNIFICO TEXTO!!! UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
UN ABRAZO

Anónimo dijo...

Carlos Morales, qué maravilloso poema, maravilloso leerlo !

un abrazo
Sandra

Hector Berengüer dijo...

Impresiona sacar agua de posos profundos ¿ Como logras encontrarlos Carlos en pleno desierto ?¿ Como lo logras ?... ¿ Acaso elegiste el camino del mago o con tu vara de radbomante? .http://youtu.be/LJIHa4HszZ8